Coaching sanitario, las cosas están cambiando.

Un proyecto realizado por fin, tras mucho esperar por los motivos que todos conocemos.

Cuando me propusieron el proyecto de dar un ciclo de conferencias sobre Coaching Nutricional para el personal sanitario de un Hospital Universitario de mi Comunidad, me encantó la idea, era un reto, no lo era por el temario, sino por la oportunidad extraordinaria de cambiar en un grupo de profesionales de la salud la idea básica e incrustada de la jerarquía medico / paciente.

Iba a tener la extraordinaria oportunidad de abrir sus mentes, de demostrarles que las herramientas que les iba a dar son una llave casi mágica para conseguir objetivos.

Les pedí su compromiso, su pasión y sobre todo les agradecí su actitud, todos ellos estaban empleando un tiempo precioso de sus vidas para estar allí, habían tenido que cuadrar turnos, delegar la recogida del colegio de sus hijos, hacer incluso casi cien kilómetros y, todo ello, para escuchar a una extraña de la que poco sabían, fue emocionante y les estaré eternamente agradecida por su entrega, ¡¡ni uno miraba el móvil !!, ¿ es o no es como para estar entusiasmada ?.

Mi proyecto, mimado con el esmero que merecían mis participantes fue mucho más allá de un seminario de coaching, lleno de importantes herramientas, yo quería más, cada bloque que trabajamos tenía un importante mensaje, para los pacientes y para ellos, había que trabajar el empoderamiento, las necesidades, la comunicación y la ilusión o re ilusión en cada consulta.

Fueron Pediatras, Endocrinos, Enfermeros, cada uno aportó y se llevó, han sido pioneros en el aprendizaje de una metodología de Coaching Sanitario diferente y así me lo hicieron saber. Cualquiera de ellos podía leer en Google información sobre el tema, algunos trabajos más elaborados que otros y eso, precisamente, era lo que yo quería evitar, que fuera más de lo mismo.

Me quedo con sus preguntas, con su interés, y tomo nota, me pidieron que escribiera el proyecto y lo publicara, para que pudiera llegar a más como ellos, más sanitarios, más pacientes…

Es una idea muy tentadora…