¿ sentís que la vida os ha puesto patas arriba ?, a mí, sí…

Os prometí hace un año contaros novedades, explicaros la puesta en marcha de un proyecto que me traía de cabeza, que me ilusionaba, os prometí que os entusiasmaría como a mi, por lo novedoso, por lo inédito y, no me equivocaba, así es…así ha sido, después.

Dejadme que comparta con vosotros, a modo de excusa por mi silencio, con las manos sobre mi corazón, un pedacito de mi vida personal, disculpadme la licencia…os siento cerca.

A los pocos días de mi último post, enfermé de Covid-19, si, yo he sido una de los muchos miles que pilló » el bicho», pero además, esa esfera con pinchos nauseabunda me dió de lleno y, no me quedó otra, que ver llegar una fría mañana, una ambulancia a mi casa, debo decir que en mi confusión, empeorada por la fiebre, no sabía muy bien ni que coger, ni que llevarme al hospital, me fui con lo puesto, aún no sabía que el aislamiento en la planta Covid, la soledad, el miedo, iban a ser un agravante a la mi ya maltrecha salud.. El pronóstico no era bueno y fui ingresada con la complicación más habitual, «Neumonía bilateral».

Enfermas de Covid -19 y tu mundo se desmorona, en cuestión de horas ves girar tu vida, cancelar, demorar, posponer…sine die. Entras en un mundo de desconocimiento, de aprendizaje sobre la marcha, de preguntas sin respuesta, – no se sabe, aún es pronto, no hay datos, nadie sabe nada, o más bien poco…

Aún así yo era afortunada, podía hablar, tratar de organizar, estaba consciente, otros no pudieron…

Llegas al hospital y tu mundo detenido solo tiene una meta, luchar para seguir respirando por ti mismo, comprender el miedo de los que llegan a tu cama y apenas te miran mientras contienen la respiración, aprender a toser refrenando el impulso para evitar sentir como si las costillas se rompiera, mientras vas dejando pasar las horas, del amanecer al anochecer sin saber…

Fueron días a los que se añadieron semanas, que se convirtieron en meses de secuelas tras mi salida del hospital, un peregrinaje de especialistas y pruebas post Covid- 19, para oír más de lo mismo, – no se sabe, aún es pronto, no hay datos…

Así que ya veis, con mi mundo descongelándose después de tanto, después de todo, vuelvo con ilusión y ganas, estoy viva, muy viva y me siento tremendamente afortunada y, con una #pasionporvivir como hacía años que no sentía.

Prometo poneros al día de lo que ha cambiado, de como Spazio Coaching es ahora Spazio +, del motivo por el que yo ya no soy solo yo, sino cuatro, os contaré sobre ellas, Malena, Mayte y Guadalupe y, del como y porqué su entrada en escena, mientras escriben por si mismas, un nuevo capítulo de mi vida, profesional o personal, la verdad, maravillosamente os confieso que ya no sé donde empieza una y acaba otra.

Os gustará, lo sé…

#pasionporvivir

@spaziomas

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s