Ese reloj que nos persigue…

Te entiendo, es complicado llegar a todo, a todos…te entiendo.

Es lunes, ayer noche al acostarte hiciste una lista mental de todas las cosas que tienes que hacer esta semana, le pusiste una hora a cada una, un orden de prioridad, decidiste que al llegar el viernes habrías hecho todo lo pendiente y, te imaginaste sonriendo de satisfacción….

Es lunes a medio día, aún no has conseguido pasar del punto numero tres de tu lista y  ya ha pasado la mitad del día, no llegas, no llegas fijo !!…¿ os suena ?.

Me gustaría deciros que a mi no me pasa, pero no puedo, fijaros que fecha pone en mi última entrada, la última vez que escribí en ella hacía calor y ahora, ya voy con chaqueta…

Podría hablaros de todo lo que he hecho en este tiempo, de que mis días necesitarían 48 horas al menos, pero no, no puedo porque no hay excusa, hay gestión incorrecta del tiempo, saboteadores que todos tenemos sobre los hombros, que son como pequeños Gremlins devorando nuestro tiempo mientras se ríen de nuestra desesperación, por no haber hecho, por no haber ido, por no haber conseguido…cumplir la lista de objetivos diarios.

Así que os propongo un reto, haced una listas de vuestros saboteadores personales, esos a los que dedicáis más tiempo de lo necesario, esos que realmente no son imprescindibles en vuestra vida y  que sin embargo, consumen mucha de vuestra capacidad de concentración, de vuestra capacidad de actuación…venga, confesad, todos tenemos de esos, ¿ no se ocurre ninguno ?…vale, empiezo yo.

  • Facebook.
  • whatsapp.
  • Movil.
  • Netflix y sus series.
  • Levantarme del ordenador para ver donde están mis gatos ( son callejeros, pueden estar en cualquier sitio ), cuando vuelvo a sentarme me digo que no pasa nada por echarle una miradilla al correo electrónico ya que estoy….tengo dos, pues mira por donde siempre me da por mirar primero el que me envía anuncios de viajes…
  • Acordarme de lo bueno que es beber agua ( 2 litros diarios ), pero no la tengo a mano, así que ¡¡otra vez a la cocina !!.  y así…suma y sigue ¿ entendéis que quiero decir verdad ?

Venga, tened coraje, ¡¡vosotros podéis !!, una vez hecha la confesión no queda otra que hacer una lista real de vuestros objetivos, no os pongáis treinta diarios, poned dos y cumplirlos y así, toda la primera semana, en la segunda añadirle uno más a esa lista diaria de objetivos, paso a paso, nada más ineficaz como hacer una lista eterna que nadie cumplirá, casi como aquel inútil y absurdo castigo impuesto a los niños al grito de -” te quedas  tres meses sin televisión” que algunos padres insisten en poner…

Para ayudaros, – Dejad el móvil en silencio. Poneros alarmas para recordaros llegar a tiempo donde os estén esperando ( convertiros en puntuales es un gran reto que agradecerán vuestros allegados ).

No minimiceis ventanitas en el ordenador, con páginas claramente saboteadoras, ¡¡directamente eliminadas !!. La tele,… para cuando os deis por fin ese momento de respiro bien ganado y merecido, la disfrutaréis mucho más ¡¡comprobadlo !!

¿ Qué os parece, aceptáis mi reto ?….

Me encantaría que me contaras cuales son tus saboteadores y que haces para conseguir tu objetivo,  ya sabes, pasito a pasito….