El día después…de mi último taller sobre Vampiros Emocionales o Gente Tóxica.

Cuando preparé el Taller sobre Vampiros Emocionales o Gente tóxica sabía que el tema iba a tener un componente emocional, por eso limité el número de asistentes y, a todos ellos al inicio, les pedí un compromiso personal de confidencialidad.

Cuando uno tiene contacto con uno de esos siniestros personajes, su vida gira vertiginosamente entre el asombro, la incomprensión y el huracán de sus propios sentimientos y, una vez hayamos tenido la suerte de que desaparezcan de nuestras vidas, quedamos tan devastados que podríamos ser una de esas hamacas arrastradas por el temporal en la arena de la playa…

Sobre todas las cosas que quería en mi interés al redactar las notas, preparar los dossieres y fotocopiar, era tener la capacidad de transmitir a los asistentes que no iba a ser solo una charla informativa con más menos material de trabajo, ellos a partir de ese momento iban a tener un deber, ser capaces de llegar a más gente y contar lo aprendido, para que como una gran red se extendiera y, esos personajes, narcisistas, manipuladores, egoístas y vapuleadores del alma humana tengan cada día menos espacio en nuestra sociedad.

Fue emocionante, hasta tal punto, que perdimos la noción del tiempo, que debía durar dos y fueron casi tres horas, que el ambiente íntimo y cercano hizo posible que uno a uno fuera contando su historia. Nos enteramos que los tóxicos pueden ser tan cercanos como la familia, un compañero de trabajo o la última relación y, que los hay de tal grado, que solo podemos llamarles psicópatas integrados sin solución posible más que la de echarse a correr…

Sin embargo, todos los que vinieron se fueron con armas en el bolsillo, ninguna  de ellas les hablaba de violencia, ninguna les pondría al mismo nivel de sus depredadores emocionales. Son armas que les dará el poder de ser inmunes, una auto estima reforzada, saber decir NO, asertividad, resolución…

Armas mágicas con las que descubrirán que ya no son la ” virgen” deseada por el Vampiro y con las que, como si de una ristra de ajos o cruz de madera se tratara, ahuyentaran a los maléficos.

Compartimos unas horas de entendimiento, de complicidad, en el aire se respiraba la sensación de estar reuniendo toda nuestra energía para darnos entre todos, esa fuerza renovada que esos siniestros personajes insisten en arrebatarnos, les propuse retos que se comprometieron a cumplir, les dije que se imaginaran a si mismos haciendo 250 abdominales, nadie dice que vaya a ser fácil, costará, hay muchos hábitos que cambiar, pero en ese cambio, no solo va nuestro equilibrio emocional sino la salud, ¿ Quién puede creerse con derecho a dejarnos sin aliento, agotados, con migrañas, hipertensión, ansiedad, crisis de pánico, insomnio….en la única vida que tenemos ?,¡¡venga ya!!…

Ayer, para los que acudieron al taller fue el primer día de su nueva vida…

En sus manos tienen el poder.

¡¡PASIÓN POR VIVIR!!.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s